Preparación de coches de Rally

Preparación y homologación Cafe Racer

El Cafe Racer es un estilo de motociclismo y motocicleta popularizado en el Reino Unido en la década de los años 1950, principalmente por los Rockers, que personalizaban sus motos con pequeños carenados, modificaciones en chasis y estriberas, tubos de escape, colines y aligeramiento general de la máquina, quitando todo aquello que no fuera necesario y poniendo especial énfasis en la velocidad y agilidad, dejando la comodidad de sus monturas en un segundo plano.

En nuestros días, este fenómeno y costumbre adoptada por amantes de las motocicletas se mantiene con bases muy variadas, siendo apreciadas sobre todo las máquinas con solera y currículum, ya sean de origen británico, como en sus comienzos, o bien de cualquier otra procedencia, siempre que los elementos básicos se presten configurar una auténtica Cafe Racer y la habilidad, imaginación o buen hacer de sus propietarios y constructores lo permitan.

Modificaciones del sistema de escape

Es muy común sustituir el sistema de escape en las Café Racer, incluyendo el silencioso trasero, para lo cual se ha de contar con la documentación del fabricante en la que se indique que ese escape es válido para ese modelo concreto y cumple con la normativa que regula dicho elemento (nivel sonoro, emisiones…). Además, el silencioso deberá llevar grabado una contraseña de homologación europea.

Luces

La modificación del sistema de iluminación deberá cumplir con la Directiva 93/92/CEE, la cual obliga a que todos los elementos lleven grabado una contraseña de homologación europea. Esta directiva regula el número y la posición de todos los dispositivos de iluminación de la motocicleta.

Manillar

En relación a la sustitución del manillar, no existen grandes restricciones necesitando para llevar a cabo la homologación la nueva altura y anchura de la motocicleta y la marca y referencia del nuevo manillar.

En cuanto al sistema de fijación del mismo, las torretas y la tija no se pueden sustituir por otras artesanales, por lo que para su homologación necesitaremos la marca y referencia de los mismos, así como algunas distancias de la motocicleta de la horquilla delantera para la realización del proyecto técnico.

 

El Subchasis

Esta reforma es viable siempre y cuando la estructura del chasis no se haya visto afecta y únicamente se haya eliminado el Subchasis trasero. Para poder homologar esta reforma, se deberá eliminar la plaza trasera del vehículo quedando en ficha técnica una única plaza en orden de marcha. Esta reforma varía considerablemente la tara del vehículo, por lo que será necesario realizar un ensayado de frenado en el laboratorio para asegurarse del buen comportamiento dinámico de la motocicleta.

 

Modificaciones del depósito de combustible

El depósito es un elemento de la motocicleta que no puede ser afectado ya que ha de cumplir con unos criterios específicos que limitan cualquier modificación de los mismos. Por ello, si se desea modificar el depósito la única opción viable de cara a la homologación es sustituirlo por otro depósito de una motocicleta que haya sido comercializada, para lo cual habrá que identificar la marca, modelo y año de la moto de la que proviene.

La definición sencilla

Una Cafe Racer es una moto de los años cincuenta, producto de la cultura rocker del momento, época en la que se buscaban motos rápidas para ir en “peregrinación” de café en café. Su equivalente norteamericano sería una Bobber o una Chopper. El nombre, aunque esto es algo que pertenece a la leyenda urbana, parece que nació al unir esas cafeterías con las carreras que desarrollaban los jóvenes entre cada café y que duraban lo que una canción en la gramola del local. Concretando la definición un paso más, las Café Racer no eran más que motos normales que los propietarios transformaban para mejorar sus prestaciones y su manejo. Transformaciones que se centraban en estas mejoras pero que solían olvidar aspectos como la comodidad. De esta manera se instalaban manillares deportivos (estrechos y planos o incluso semi-manillares más deportivos) depósitos de mayor capacidad, asientos individuales y estriberas retrasadas para adaptar la posición del piloto y hacerla lo más aerodinámica posible. Todo lo demás se consideraba superfluo y por tanto se eliminaba de la moto sin contemplaciones.

Los presupuestos oscilan entre 2.000€ a 3.500€ dependiendo de las modificaciones deseadas por el cliente siempre le asesoraremos las opciones mas adecuadas para su transformación , así como podemos hacerle varios diseños de como puede quedar su Café Racer una vez aceptado el trabajo.